3 Cosas que le ocurren a nuestro cuerpo cuando volvemos loco al reloj interno

¿Te has fijado que siempre empiezas a sentirte cansado más o menos a la misma hora cuando cae la noche, y que también te sueles despertar a la misma hora por las mañanas? Pues debes agradecerle este comportamiento al reloj interno de tu cuerpo, también conocido como ritmo circadiano.

La hora a la que tus ojos comienzan a cerrarse no es lo único que controla este curioso reloj, pues también tiene un enorme impacto a largo plazo en otros aspectos de la salud si no le prestamos un poco de atención.

Básicamente, todos tenemos un reloj interno, también llamado núcleo supraquiasmático, o NSQ, que permite a nuestro cerebro saber qué hora es a través de nuestros ojos. “Nuestro reloj maestro responde a los cambios de la luz que ocurren durante el día, información que obtiene directamente a través de los ojos”.

3 Cosas que le ocurren a nuestro cuerpo cuando volvemos loco al reloj interno
Lesterman / Shutterstock

Y no es solo el sueño lo que se ve afectado. Nuestro reloj maestro también controla el apetito, las hormonas, la temperatura corporal e incluso la sanación de las heridas. Al avisarnos de que nos despertemos por la mañana y comencemos a movernos, también activa otros órganos, como el hígado o el estómago.

Cuando interrumpimos este ciclo, todo el cuerpo se confunde. Digamos, por ejemplo, que comienzas a hacer ejercicio en mitad de la noche cuando tu cuerpo espera dormir. Esa actividad desestabilizará las señales que manda normalmente el cuerpo, ya que es cuando se supone que estás almacenando energía, no quemándola.

Esta confusión puede hacer que tu cuerpo se enfrente a toda una serie de problemas de salud. De hecho, esa es la razón por la cual los trabajadores por turnos, a menudo, tienen una salud más resentida. Al tener unos horarios tan irregulares, se ven forzados a  moverse, comer y dormir cuando sus cuerpos no están preparados para hacerlo.

A continuación te mostraremos 3 problemas de salud que pueden surgir cuando tu ritmo circadiano está fuera de control:

1- Puedes ganar peso

3 Cosas que le ocurren a nuestro cuerpo cuando volvemos loco al reloj interno
GotKom / Shutterstock

Cuando descuidas tu horario de sueño, tu apetito puede ser una de las primeras cosas que empiezan a ir mal. Si no duermes lo suficiente, es más probable que desees comer comida basura puesto que son más ricas en calorías, tal y como afirman los investigadores de la Universidad de California.

“Existe un vínculo entre la obesidad y el sueño porque además de nuestro apetito, nuestro metabolismo también sigue un ritmo circadiano determinado.

En este sentido, los niveles de insulina podrían ser nuestros peores enemigos. Comer durante la noche puede aumentar los niveles de insulina cuando normalmente deberían estar más bajos. Esto puede hacer que produzcas grasa en lugar de quemarla.

2- Puedes desarrollar diabetes

3 Cosas que le ocurren a nuestro cuerpo cuando volvemos loco al reloj interno
Eviart / Shutterstock

Como dijimos anteriormente, jugar con el reloj del cuerpo puede hacer que los niveles de insulina se vuelvan locos, lo que puede provocar resistencia a la insulina.

La insulina es una hormona que ayuda a que nuestro cuerpo absorba la glucosa que se encuentra en el torrente sanguíneo. Cuando tienes resistencia a la insulina, tu cuerpo no reacciona ante ella como debería.

Como resultado, el páncreas necesita producir cada vez más insulina para que el cuerpo pueda absorber la glucosa. Con el tiempo, el cuerpo no puede satisfacer la demanda, y la glucosa se acumula en la sangre, lo que puede derivar en prediabetes o diabetes.

3- Tu estado de ánimo se vuelve loco

3 Cosas que le ocurren a nuestro cuerpo cuando volvemos loco al reloj interno
favorita1987 / Shutterstock

Además del núcleo supraquiasmático, existen otros lugares del cerebro que también tienen sus propios relojes circadianos.

En condiciones normales, los relojes generalmente siguen lo que el NSQ les dice, pero cuando juegas con el reloj de tu cuerpo privándote del sueño o exponiéndote a largos períodos de oscuridad, también puedes desordenar esos otros relojes de tu cerebro. Esto podría explicar por qué los trabajadores por turnos tienen más probabilidades de sufrir depresiones.

Los médicos no están seguros de por qué es más probable que una persona sufra depresión si sus relojes cerebrales se descuidan. Pero si además de la depresión también se experimentan síntomas de insomnio o falta de apetito durante el día, podría indicar que la interrupción del ritmo circadiano es un factor contribuyente.

Así que ya sabes, aunque la idea de trasnochar viendo un capítulo más de tu serie favorita resulta muy atrayente, mejor vete a dormir y evita que tu cuerpo pierda la noción del tiempo. Tu salud te lo agradecerá.

¡Comparte la importancia de mantener un buen hábito de sueño con todos tus amigos!

Fuente: Menshealth
[chimpmate]

¿Y tú qué opinas?