8 Datos curiosos que seguramente no sabías sobre las bacterias que viven en nuestros intestinos

El cuerpo humano está formado por aproximadamente 37 billones de células. De hecho, nuestros cuerpos contienen de 30 a 50 trillones de células extra que pertenecen a las bacterias que viven en los intestinos. Sin embargo, estas bacterias son bastante pequeñas, pues entre todas no superan los 1.4 kilogramos. Pequeñas como son, deberíamos estar agradecidos de tenerlas ya que mejoran nuestra salud de muchas maneras.

Los días en que las bacterias solo eran consideradas un mal que solo causaban enfermedades han quedado atrás. A continuación te mostraremos algunos datos fascinantes sobre la flora microbiana para que comprendas la importancia de las bacterias intestinales para nuestra salud.

8 Datos fascinantes sobre las bacterias que viven en nuestros intestinos:

1- Diabetes

8 Datos curiosos que seguramente no sabías sobre las bacterias que viven en nuestros intestinos
Syda Productions / Shutterstock

Los pacientes con diabetes tipo 2 saben que consumir alimentos ricos en fibra puede mejorar su enfermedad. Esto se debe a que la fibra promueve el crecimiento de unas cepas de bacterias muy particulares que producen ácidos grasos de cadena corta. Estos ácidos grasos nutren las células epiteliales de nuestro intestino, reducen la inflamación y ayudan a controlar el apetito.

Después de 12 semanas siguiendo una dieta alta en fibra, los niveles de azúcar en pacientes con diabetes tipo 2 están mucho mejor controlados, la pérdida de peso aumenta y los niveles de lípidos mejoran. La dieta puede reequilibrar el microbioma intestinal, por lo que una dieta saludable puede convertirse en una parte muy importante del tratamiento contra la diabetes.

2- Y vivieron felizmente para siempre

8 Datos curiosos que seguramente no sabías sobre las bacterias que viven en nuestros intestinos
Wong Hock weng / Shutterstock

Las moscas de la fruta tienen una vida media de alrededor de 40 días. Sorprendentemente, simplemente alimentándolas con una combinación de probióticos (bacterias) y un suplemento herbal llamado Triphala, unos científicos pudieron prolongar sus vidas unos increíbles 26 días.

Gracias a aquella suplementación, las moscas estaban protegidas contra enfermedades que aparecen con el envejecimiento como el aumento de la resistencia a la insulina y la inflamación.

Para las moscas, el secreto de disfrutar de una vida duradera, por lo tanto, reside en sus microbiotas y sus intestinos. Quién sabe si esto también puede ser cierto para los humanos, después de todo, las moscas y los humanos comparten hasta el 70% de sus rutas bioquímicas.

3- Un microbioma saludable en una tripa sana

8 Datos curiosos que seguramente no sabías sobre las bacterias que viven en nuestros intestinos
Kateryna Kon / Shutterstock

El primer lugar obvio para observar los efectos de las bacterias intestinales en nuestra salud es en el intestino mismo. Investigaciones recientes han demostrado que las bacterias buenas interactúan con las células epiteliales que recubren el intestino y las células del sistema inmune que combaten otras bacterias malas como la Salmonela.

Las bacterias buenas aseguran un equilibrio óptimo entre las reacciones inflamatorias que atacan a las bacterias malas ademas de proteger el tejido intestinal sano y los alimentos. Como resultado, los intestinos permanecen en buen estado para nutrir nuestro cuerpo.

4- ‘No hay amigos como los viejos amigos’ -James Joyce

8 Datos curiosos que seguramente no sabías sobre las bacterias que viven en nuestros intestinos
topseller / Shutterstock

Vivir en el campo puede ser sinónimo de vivir en paz y tranquilidad. Sin embargo, la verdadera razón por la cual las personas que viven en las áreas rurales disfrutan de una mejor salud es que su sistema inmune no sufre las consecuencias negativas del estrés. Esto es especialmente cierto para las personas que crecen cera de animales de granja.

Los animales están cubiertos y rodeados por ciertas bacterias ambientales que terminan habitando en los humanos. De hecho, hemos estado viviendo en perfecta armonía con estas bacterias durante miles de años. Son viejos amigos que nos ayudan a mantenernos saludables.

5- Ansiedad y depresión

8 Datos curiosos que seguramente no sabías sobre las bacterias que viven en nuestros intestinos
Stock-Asso / Shutterstock

Imagina una vida sin bacterias en tus intestinos. ¿Cómo te sentirías? Probablemente ansioso y deprimido. Al menos, esto es lo que han demostrado los estudios en ratones.

Al parecer, nuestra flora microbiana afecta en la biología molecular de nuestro cerebro, especialmente en unas estructuras cerebrales que controlan las emociones y el estado de ánimo.

6- Inmunoterapia contra el cáncer

8 Datos curiosos que seguramente no sabías sobre las bacterias que viven en nuestros intestinos
nature.com

Las inmunoterapias contra el cáncer activan el sistema inmune para atacar un tumor. El resultado de la terapia varía según el individuo. En este sentido, las bacterias que viven en nuestros intestinos son un factor determinante del éxito de la terapia. Como regla general, mientras más variedad de bacterias existe en el microbioma, mejor será la respuesta a la inmunoterapia.

7- Naturaleza versus Nutrición

8 Datos curiosos que seguramente no sabías sobre las bacterias que viven en nuestros intestinos
iremt / Shutterstock

La composición del microbioma difiere según cada persona. Durante mucho tiempo, se ha pensado que esta variabilidad tenía su origen en las diferencias (naturaleza) que presentan nuestros genes. Sin embargo, investigaciones recientes han revelado que la variación genética contribuye solo en el 2% de la composición del microbioma.

Curiosamente, parece ser que la dieta y el estilo de vida son, por mucho, los factores más importantes de la composición del microbioma (nutrición). Por supuesto, esta es una excelente noticia. Significa que podemos cambiar el microbioma de nuestros intestinos adquiriendo un estilo de vida saludable.

8- Alergias

8 Datos curiosos que seguramente no sabías sobre las bacterias que viven en nuestros intestinos
Kateryna Kon / Shutterstock

Las alergias alimentarias han aumentado en aproximadamente un 50% en los niños desde 1997. Varias teorías han intentado explicar por qué, y una de las más extendidas hace referencia a al cambio en los hábitos alimenticios que está experimentando la sociedad, y por lo tanto, en el cambio de sus microbiomas.

Hoy en día, muchos niños reciben más de tres tratamientos con antibióticos antes de cumplir tres años, matando muchas de sus bacterias intestinales. El problema es que diferentes estudios de laboratorio en ratones han demostrado que la administración de antibióticos a una edad temprana aumenta drásticamente el riesgo de alergias alimentarias.

¿Qué te parecen estos datos? ¿Lo sabías?

¡Comparte estos amiguitos que tenemos en el estómago con todos tus amigos!

Fuente: Listverse