Una enfermera se salta las reglas del Hospital para cumplir el último deseo de su paciente

Imagina beber una copa de vino blanco bien frío, fumar un cigarrillo y ver la puesta de sol. Para muchos de nosotros, estos son placeres cotidianos que podemos conseguir en cualquier momento, sin embargo, para Carsten Hansen, de 75 años, era su último deseo.

Hansen fue ingresado en un hospital en Dinamarca a principios de abril después de sufrir la ruptura de un aneurisma aórtico. La cirugía para reparar un aneurisma aórtico es larga y complicada, y a menudo requiere hospitalización durante varios días después de la operación.

Hansen estaba demasiado enfermo y frágil para someterse a la cirugía, aunque sin ella, probablemente no sobreviviría más de un día. Sentado en su habitación del hospital y con apenas unas pocas horas de vida por delante, Hansen le dijo a las enfermeras que deseaba disfrutar de sus minutos finales con una copa de vino blanco y un cigarrillo mientras observaba la puesta de sol.

Una enfermera se salta las reglas del Hospital para cumplir el último deseo de su paciente
Krisda Ponchaipulltawee / Shutterstock

Las enfermeras pudieron encontrar vino blanco, y la habitación de Hansen afortunadamente estaba en un piso con acceso a un balcón. Fue el cigarrillo lo que resultó ser un problema. El hospital donde se alojaba Hensen tenía la estricta política de no dejar fumar a nadie con el fin de garantizar la salud y el bienestar de sus pacientes, pero la enfermera de Hensen, Rikki Kvist, decidió que las reglas están para romperlas.

Así que, sacaron a Hansen al balcón, le sirvieron su copa de vino blanco, le encendieron un cigarrillo y le permitieron disfrutar en tranquilidad de sus últimos momentos con una hermosa puesta de sol junto a su familia.

Fue un ambiente muy acogedor y relajado“, comentaba Kvist. “Por supuesto que estaban tristes y afectados por el hecho de que su familiar iba a morir, pero fue un momento agradable en el que incluso se bromeó”.

Una enfermera se salta las reglas del Hospital para cumplir el último deseo de su pacienteLas enfermeras compartieron su experiencia a través de una publicación de Facebook. Cientos de usuarios halagaron y felicitaron a la enfermera por su comportamiento.

“Exactamente como debería ser. Desearía que hubiesen hecho esto por mi padre“, escribió un usuario de Facebook.

“No solo estás en un simple hospital, estás en un lugar donde la gente todavía puede soñar, incluso si la vida no les da más oportunidades”, comentó otro.

“En tiempos en que la humanidad parece desvanecerse, historias como estas mantienen la fe en las personas. Le deseo lo mejor a la familia del Sr. Hansen en estos duros momentos”, agregó un tercero.

Habiendo disfrutado su último deseo, Hansen falleció pacíficamente el 28 de abril.

Comparte la humanidad con la que fue tratado el sr. Hansen con todos tus amigos.

Fuente: Shareably
[chimpmate]

¿Y tú qué opinas?